Anatomía del Pelo

Pantene_ProAdvice_HairScience_anatomia_cabelo_final

La cutícula es la capa exterior protectora que cubre la corteza de cada pelo humano y es responsable de su brillo y textura. Una cutícula normal es suave, permite el reflejo de la luz y reduce la fricción entre las hebras capilares.
Está compuesta de 6 a 8 capas de células planas superpuestas y cubiertas por una capa invisible de lípidos resistente al agua, que actúa como un acondicionador natural. Los científicos la denominan capa de grasa. Esta capa ácida de grasa es lo que naturalmente le da al pelo humano su textura suave y sedosa.
Los procesos químicos como el teñido, la permanente y el alisado despojan la cutícula de la capa de grasa, lo cual conduce a lo que generalmente se conoce como "daño químico".
Otros famosos agresores contra la salud de la cutícula son el secador, la plancha y el rizador o tenaza, así como el exceso de peinadas. El calor excesivo y la fricción constante rompen la protección de la cutícula y causan daño severo a las células de las hebras.
Afortunadamente, los científicos de Pantene son expertos en tratar con la pérdida de la capa de grasa, y desarrollaron fórmulas Pro-V exclusivas para sus Shampoos, Acondicionadores y Tratamientos que reparan el daño, sellan la cutícula y restauran la suavidad y el brillo radiante natural del pelo.

El corazón del pelo: la corteza

La corteza es responsable de casi todas las propiedades que definen el pelo humano, entre ellas la resistencia, elasticidad, forma, la cantidad de humedad y el color. La corteza es más fuerte que el acero y puede estirarse hasta casi 30% sin daño significativo. Pero al igual que la cutícula, la corteza también puede sufrir los daños, tales como químicos, exceso de calor y fricción. Dado que esta capa es más interna, el daño es peor cuando ocurre. Cuando esto sucede, la corteza pierde su capacidad para retener la humedad, dejando el pelo seco y frágil.

La médula misteriosa

La última parte de la estructura del pelo, el núcleo central llamado médula, no tiene una función específica en el cuidado de cada pelo y se encuentra, en general, en las hebras de pelo canoso.

¿Cómo se forma el color del pelo?

¿Te has preguntado qué es lo que nos da a todos nuestro característico color de pelo? La respuesta es la melanina, el mismo pigmento que da color a la piel. La melanina se produce en el interior del folículo y se distribuye a lo largo de la hebra, no siempre de manera uniforme, causando las "mechas naturales". Existen dos subtipos distintos de melanina que se combinan en diferentes proporciones, lo cual ayuda a explicar el porqué de tantas variaciones en el color del pelo humano. El primer subtipo es la eumelanina, que es responsable de los colores de pelo negro y marrón oscuro. El segundo es la feomelanina, que es lo que tiene en forma casi exclusiva el pelo rubio. La mezcla de estos dos pigmentos en concentraciones diversas es lo que crea el pelo rubio a marrón claro y los matices intermedios.

Las hebras de pelo blanco

La genética desempeña el papel más importante a la hora de determinar cuándo verá sus primeras canas. Pero, ¿qué es lo que origina las canas en el pelo humano? Con el paso del tiempo, las células que producen tu color distintivo de melanina (pigmento) producen cada vez menos cantidad; se extingue la renovación de las células pigmentarias. A los 50 años, el 50% de las personas tienen 50% del pelo canoso. Es importante mencionar que la falta de color del pelo no es un sinónimo de daño sino que también, con la edad, las hebras también van perdiendo su diámetro por otros cambios celulares, lo que los hace más finas y frágiles.

RECOMENDADO PARA TI

Pelo Dañado Estructura del Pelo