Tipos de alisado: Buscá el mejor para vos

Tipos de alisado

El cabello suave y liso es un deseo de belleza codiciado por todos. Pero con tantas opciones de cómo obtenerlo, escoger el método adecuado puede resultar abrumador. Por eso vamos a desglosar las diferencias, ayudándote a decidir cuál tratamiento de alisado es mejor para ti. Estas son las opciones:

Alisado químico:

Qué es: Es el tratamiento más permanente de todos, y por tanto el que mayor daño puede causar. En este proceso, una crema química (usualmente alcalina) es aplicada para “relajar” los rizos, rompiendo los enlaces proteínicos del cabello. El problema con la relajación del cabello, según la Dra. Amy Michael, Profesora de Dermatología en Wake Forest, es que con el tiempo ocurre una superposición en el lugar donde se aplica el químico. “A medida que aplicamos el químico al cabello nuevo, se superpone con el que ha sido previamente tratado, y como resultado, todas esa áreas están un poco más debilitadas. Adicionalmente, con relajantes químicos de cabello, muchas personas los usan en conjunto con estilizado por calor, causando daño sobre daño”. Posterior a la relajación química se recomienda no lavar el cabello por unos cuantos días, aunque sí se recomiende acondicionarlo para prevenir la irritación en el cuero cabelludo.
Bueno para: Cualquier persona con cabello muy ondulado o muy rizado.
Administrado por: Solamente un estilista. Los profesionales entrenados están perfectamente capacitados para decidir cuál proceso funciona mejor para tu tipo específico de cabello.
Duración: Hasta que el cabello empiece a crecer.

Alisado japonés:

Qué es: Con un nivel medio de daño (justo entre el alisado químico y el tratamiento brasileño con queratina) se ubica este tratamiento basado en el efecto de la sustancia química conocida como tioglicolato de amonio, la cual desarma los enlaces proteínicos del cabello produciendo un cambio en su estructura y en su textura. Seguidamente el cabello es meticulosamente planchado y se le aplica un neutralizador con peróxido de hidrógeno para reformar los enlaces y “asegurar” la nueva apariencia lisa. Durante las 48 horas siguientes al tratamiento, se prohíbe humedecerlo, agarrarlo con ganchos, incluso recogerlo detrás en una cola, para evitar dañar la forma. ¡Es todo un acto de disciplina!
Bueno para: Cabello virgen que no ha sido tinturado, y para mujeres que no quieren rizar su cabello después (porque no mantendrá los rizos).
Administrado por: Solamente un estilista. Los profesionales entrenados están perfectamente capacitados para decidir cuál proceso funciona mejor para tu tipo específico de cabello.
Duración: De 4 a 6 meses

Tratamiento con queratina (alisado brasileño)

Qué es: Es un proceso que “alisa” el cabello sin romper ninguno de sus enlaces químicos, de manera que eventualmente regresa a su textura original. Si eso suena muy bueno para ser cierto, es porque en realidad lo es. El costo de la vida libre de frizz es el uso del formaldehído, una sustancia que ha sido relacionada con serios daños para la salud en general. El daño inmediato para tu cabello, por otro lado, proviene del intenso y prolongado uso de calor durante el proceso. Sin embargo, existen opciones libres de formaldehídos. Si decides cambiar tu estilo, los tratamientos con queratina también te permiten regresar a la forma rizada después de aplicados, a diferencia del alisado japonés que impide que el cabello pueda mantener los rizos. En cuanto a evitar la humedad después del tratamiento, este tratamiento requiere un largo período de no lavado, al igual que el alisado japonés.
Bueno para: Cabello ligeramente ondulado, esponjado o previamente tratado. No se recomienda para rizos muy fuertes.
Administrado por: Solamente un estilista. Los profesionales entrenados están perfectamente capacitados para decidir cuál proceso funciona mejor para tu tipo específico de cabello.
Duración: Alrededor de 3 meses.

Secado al calor + suero suavizante: De lejos el tratamiento menos nocivo para tu cabello. Este proceso es muy fácil de hacer y remueve el agua del cabello usando estilizado por calor, reafirmando su alisado. “Asegúrate de usar un suero protector para ayudar a sellar el cabello, y usa un ajuste de temperatura baja mientras lo secas”, recomienda la Dra. Jennifer Marsh, investigadora asociada del Instituto Pantene y experta en daño capilar. “Al usar calor, por encima de los 190 °C (374 °F), lo cual equivale aproximadamente al ajuste de temperatura más alto de tu plancha, estarás desnaturalizando o degradando las proteínas capilares”. Y a diferencia de los otros procesos, esta opción de estilizado con un producto protector como crema para peinar, ampollasde Pantene, es sencilla y segura de hacer en casa. Sin mencionar que mucho más amigable con el bolsillo. ¿Seguro para mi cabello y económico? Sí, por favor.
Bueno para: Mujeres que desean mantener la estructura fundamental de su cabello.
Administrado por: Tú misma o un estilista, si lo deseas. Se admite un enfoque tipo “hágalo usted mismo” dado que no intervienen procesos químicos nocivos.
Duración: 1 o 2 días, y tiene que volver a hacerse después de cada lavado. ¡Nada es perfecto!

Pero antes de que empieces tu búsqueda del cabello elegante, hay algunas cosas para recordar, de acuerdo con la Dra. Marsh. Es importante notar que hay un grado de variabilidad en cuanto a los resultados de estos métodos. Lo que luce de cierta manera en tu mejor amiga puede lucir diferente en tu cabello. En últimas, se trata del cabello con el que empiezas el tratamiento, su estructura singular y el nivel de ondulación que intentas alisar o remover. Finalmente, escoger la opción menos nociva nunca es una mala idea, dado que el rompimiento prematuro puede causar esas temidas hebras fuera de control y dificultar más el estilizado de tus nuevos cabellos.